¡SIN CARGOS A MENOS QUE GANEMOS!
404-882-6810
Abogados Experimentados en Lesiones Personales

Dedicado a Lograr el Resultado que se Merece

Abogado de Negligencia Médica de Atlanta

Pese a no existir estadísticas certeras sobre las muertes por negligencia médica en los Estados Unidos, un reporte del British Medical Journal pudo establecer, después de años de investigación, que anualmente ocurren más de 250 mil defunciones que pueden asociarse a errores médicos. Esta cifra levanta las alarmas sobre las incidencias no intencionales asociadas a la negligencia que pueden producir lesiones incapacitantes y que desconocemos.

Si desafortunadamente usted o algún allegado a usted a sido victima de médicos negligentes, bien sea por mala praxis, diagnósticos erróneos, o inclusive en circunstancias propias al parto, socorriendo al recién nacido o a la madre; debe saber que nuestros abogados de negligencia médica de Atlanta están dispuesto para asistirlos a obtener una compensación justa en caso de muerte o lesiones personales.

¿Qué se entiende por negligencia médica?

La negligencia médica ocurre cuando un especial de la salud, bien sea un médico o enfermera, lesiona, produce un daño físico, moral o causa la muerte a un paciente como consecuencia de un procedimiento médico imprudente, una omisión de acción, error de ejecución y/o planificación, incluyendo la prescripción equivocada de medicamentos.

Las demandas con este tipo de acciones se rigen por la reforma de responsabilidad extracontractual y, en la mayoría de los casos, son atendidas por abogados de lesiones personales, especialistas en la materia.

Desde el punto de vista práctico, los casos de negligencia médica son más difíciles de probar, en comparación con otros tipos de lesiones personales. Un mal resultado en un tratamiento médico no es prueba que exista negligencia o se haya cometido una mala práctica. No obstante, pueden existir indicios que den lugar a la sospecha que el prestador del servicio médico no prestó toda la atención necesaria para evitar el resultado obtenido. Es por esto que usted tiene todo el derecho de comunicarse con un abogado de negligencia médica para informarse sobre sus derechos legales.

Todo este contexto ha generado el desarrollo de la llamada medicina defensiva, la cuál por el hecho de existir la posibilidad de error en un diagnóstico, se retrasa la aplicación de un tratamiento a espera de pruebas o respuestas de interconsultas (consultas de especialistas a otros especialistas), lo cual genera igualmente responsabilidad jurídica a causa del retardo en la aplicación de dicho tratamiento. 

La mayoría de los médicos cuentan con un seguro de mala praxis que cubre los casos de negligencia, el cual es requisito para desempeñarse en los hospitales o en grupo médicos especialistas.

Responsabilidad médica por mala práctica

Es un hecho que la mala práctica médica ocurre por dos circunstancias establecidas:

  1. Por omisión: cuando se identifica la necesidad de practicar un procedimiento médico y se omite.
  2. Por comisión: cuando se realiza un procedimiento innecesario o diferente al que se necesitaba.

En cualquiera de los casos, para establecer la responsabilidad del médico tratante se debe determinar la magnitud del daño causado al paciente. La responsabilidad del médico se dice que es una responsabilidad culposa, mala praxis o tratamiento contra legis artis.

¿Cuáles son los tipos de errores que conducen a la mala práctica?

En la práctica de la medicina siempre existe la posibilidad de incurrir en errores y estos pueden o no producir daños a los pacientes, sobre todo cuando las decisiones del especialista de la salud se encuentran sujetas a criterios médicos sustentados en sus conocimientos, experiencia o habilidades personales. De acuerdo a esto, los errores más frecuentes en los que puede incurrir el especialista son:

Errores de diagnóstico

  • Cuando se produce un error o retardo en el diagnóstico.
  • Cuando hay fallas en el uso de pruebas médicas.
  • Cuando hay fallas en los resultados de las pruebas.
  • Cuando se utilizan pruebas médicas desactualizadas.

Errores terapéuticos

  • Cuando se ofrece un cuidado inadecuado o no indicado.
  • Cuando se evidencia un error en el tratamiento aplicado o las dosis de un medicamento prescrito.
  • Cuando se produce un error al momento de realizar una cirugía, un procedimiento médico o una prueba.
  • Cuando se producen retrasos, pudiendo evitarse, en los tratamientos aplicables a los pacientes. 

Errores preventivos

  • Cuando se falla al proveer un tratamiento profiláctico al paciente.
  • Cuando se sigue un tratamiento inadecuado.

Otros errores encontrados

  • Fallas evitables en los equipos médicos.
  • Fallas en la comunicación.
  • Fallas en otros sistemas.

¿Cuáles son los elementos presentes en una negligencia médica?

Cuando se evidencia una negligencia médica que causa una lesión personal al paciente se conjugan tres elementos principales:

  1. La lesión causada al paciente. Pudiendo ser física o moral, presente al momento o en el futuro inmediato. No es necesario que la lesión afecte la integridad física del paciente, una alteración estética también supone una responsabilidad de los profesionales de la salud a cargo.
  2. La mala práctica. Puede derivar de un descuido del protocolo o de la diligencia debida. Además, es una actuación que no habría seguido otro especialista a cargo.
  3. El nexo causal. Es necesario evidenciar que la lesión es consecuencia de la mala práctica. Si existe evidencia que la lesión se produciría bajo cualquier circunstancia, el paciente perdería el derecho de reclamar una indemnización.

Siempre que se debate la culpabilidad por una negligencia médica, es menester demostrar los tres elementos en el proceso. Para comprobar la secuencia de hechos, en muchos casos se precisa la asistencia de un perito médico.

Ejemplos de casos de negligencia médica

Algunos de los casos más comunes que se presentan en las demandas por negligencia médica incluyen:

  • Errores durante la cirugía.
  • Diagnóstico equivocado.
  • Retraso en el diagnóstico.
  • Errores en la prescripción del tratamiento.
  • Las lesiones durante el nacimiento por complicaciones no previstas en el embarazo o al momento del parto y que pueden generar daños al recién nacido o a la madre.
  • Complicaciones con la anestesia.
  • Mala praxis hospitalaria, de la enfermera, del médico o del especialista.
  • Septicemia.

En caso de sospecha de mala práctica contrata a tu abogado de negligencia médica de Atlanta

Sin importar el tipo de lesiones sufridas o las condiciones médicas que causaron su incapacidad, merece que tu caso sea revisado y tiene derecho a obtener la mayor compensación por daños personales o a un ser querido. Consulta a nuestros abogados de negligencia médica de Henningsen, en Atlanta, Georgia, quienes con gusto atenderán su requerimiento.